Capturar una escena es un verdadero reto, a muchos les ocurre que desean realizar una toma en la calle de un lugar, parque, paisaje, restaurante e incluso de alguna persona, y no tienen la práctica para que la fotografía salga perfecta. Si este es el problema a continuación se da algunos consejos.

Consejos básicos que debes aprender

Hay una gran variedad de consejos que se pueden aprender para capturar la escena en el momento justo. Es necesaria la práctica para que estos logren tener su efecto a mediano plazo.

A continuación se dan detalles de algunos consejos rápidos que se pueden aplicar en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia:

Aprende a jugar con las líneas

Las líneas que componen una imagen son bastante completas, pero si se aprende a jugar con ellas el resultado puede ser fascinante. Entre las líneas de escena de una fotografía se hallan:

  1. Horizontales: Son aquellas que transmiten serenidad. Además el ser humano está muy habituado a ellas, por lo que es fácil aprender a usarlas.
  2. Verticales: Son aquellas capaces de dirigir la mirada de abajo hacia arriba, o viceversa. Son muy utilizadas pero suelen pasar por alto a la vista ya que las personas no tienden a estar habituadas a estas.
  3. Diagonales: Es difícil aprender a fotografiar entornos con un ángulo diagonal preciso, pero la calidad de imagen que se tiene cuando se puede visualizar este ángulo es fascinante.
  4. Curvas: Se asocian directamente al movimiento de la imagen, suelen ser muy fluidas y elegantes. Quien aprende a jugar con estas logra captar el sentido completo de una imagen.

Observa tú alrededor

Aunque es fácil disparar tomas al azar, cuando se aprende a observar el alrededor se pueden visualizar lugares increíbles y lograr tomar una fotografía increíble.

 

Practica en diferentes lugares

Para mejorar la calidad de toma es necesario practicar una y otra vez. En ocasiones ocurre que es difícil sentirse inspirado, cuando esto ocurra hay que practicar en diferentes lugares hasta encontrar la comodidad.

Sé paciente

La paciencia es una de las mejores virtudes en este arte ya que de principio no se pueden obtener resultados inmediatos, hace falta pericia la cual se adquiere con la práctica.

Se respetuoso al fotografiar una persona

Un deseo nato de todos es fotografiar un atractivo en una persona, si esto ocurre hay que ser respetuoso y pedir permiso. Es necesario respetar el espacio que tiene cada individuo.

 

Pierde la vergüenza

Es natural sentir vergüenza en el caso de que se desee fotografiar un entorno populoso o se quiera fotografiar a alguien. Con la experiencia poco a poco la vergüenza y el temor se disipan.

Aprende a disimular

Si la idea es fotografiar un entorno con artistas callejeros, hay que aprender a disimular para obtener la espontaneidad en la fotografía.

Busca diferentes puntos para realizar la toma

Una vez se haya aprendido a jugar con las líneas, es fundamental cambiar los ángulos para realizar la toma perfecta. Los artistas en fotografiado mencionan que una imagen cambia totalmente dependiendo del ángulo en el que se tome.